Griffin Riders es una empresa enfocada en el fortalecimiento de capacidades y talentos de los jóvenes, a través de procesos de coaching. Se hace énfasis en el lenguaje y las prácticas propias de ellos donde tanto el joven como el coach, se encuentran al mismo nivel dialógico y simbólico.

Su creadora “Shintira Pilar Aristizabal” solicita la creación de la identidad visual y portafolio que le permitiera dar a conocer sus servicios frente a diferentes entidades educativas. Partiendo del Grifo como elemento central, se busca generar un lenguaje visual activo a través de los valores cromáticos y tipográficos. Así mismo para la creación del portafolio impreso de sus servicios, se realizó una sesión fotográfica de uno de los talleres, en el cual se logra capturar la esencia de la marca, reflejo de bienestar, diversión, talentos y unidad.