El Mal Economista – EME – nace en octubre de 2014 producto de la idea de crear un espacio en el cual pudiesen convivir la Economía y el Periodismo. Unos compañeros de la universidad de Los Andes y La Nacional, conformaron un equipo periodístico y académico el cual publicaba artículos periódicamente en un blog de opinión en El Espectador, uno de los diarios más reconocidos en Colombia. Convencidos de la necesidad de acercar la Economía a los jóvenes colombianos y mostrar los contenidos especializados de una forma alternativa, cercana e inteligente nace un proyecto que llaman El Mal Economista. El nombre surge como respuesta a lo que socialmente se entiende por ser “un buen economista”, es decir, alguién tradicional, perfeccionista y “enmarcado en un mundo predecible, ordenado y planeado”. Distanciandose de esta idea, se propuso algo más sugestivo e irreverente.

Gracias a su gran trabajo y compromiso se convirtieron en el blog del Espectador con más visitas y más leído. Comenzaron a tener un reconocimiento en su contexto, pero no tenían una estructura de marca y un sitio web propio que les permitiera comunicar sus valores. Por lo tanto, nuestro reto consistió realizar una estrategia de comunicación visual a partir de un riguroso estudio de su estructura interna y el entorno que los definía. Esto, con la finalidad de desarrollar una marca y un manual de identidad visual corporativa, con el fin de integrar y comunicar adecuadamente los valores y servicios de la organización. Esto además les permitió llevar su nueva marca a un nuevo sitio web independiente y una serie de aplicaciones como tarjetas de presentación, carnets, redes sociales,  entre otras.